Galahad,The Wise Dragon-Wizard
Lined Alsab´s GatesKeeper



Está escrito en el Portal de LINED ALSAB,
el Castillo junto al mar...

El guardian de la lluvia y el viento


Pets name: Escarcha
Adopt your own!


La Guardiana del Espejo del Tiempo


Pets name: Lady of Shallot
Adopt your own!


El Guardian del Libro de Cristal


Pets name: ShadowLord
Adopt your own!


Si sabes las palabras hechizadas,puedes invocarlos.Te guiaran por Mi Reino, protegiéndote de los peligros y amparándote en tu tristeza.Camina tranquilo y feliz en su compañía...¡Nunca te abandonaran!

blog


CALL GHALAHAD
ANSWER THE RIDDLE
SAY THE ENCHANTED WORDS
AND THE GATES WILL BE OPEN, FRIEND





¡¡¡AND THE ADVENTURE, BEGINS!!!




bloggerNecesitasblogger



.*.Mapa de Lined Alsab.*.


.*.Para que encuentres mis Post perdidos, Pon el nombre o palabra de tu interés.*.






.*.Cartas al Reino de Liz.*.



Pincha el logo y envíame un mail




.*.¿Me entiendes?.*.







blog




¡Click! en Arwen 
si deseas ver el detalle de los Libros

2011 Reading Challenge

Elizabetha has read 6 books toward her goal of 60 books.
hide

domingo, 6 de diciembre de 2009

"La Sangre Derramada" y " Muerte de Antoñito el Camborio" de Federico García Lorca magistralmente recitadas


Disfruten...Solo click en el link


Poema en audio: Muerte de Antoñito el Camborio de Federico García Lorca por Miguel Herrero

Muerte de Antoñito el Camborio


Voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.
Voces antiguas que cercan
voz de clavel varonil.
Les clavó sobre las botas
mordiscos de jabalí.
En la lucha daba saltos
jabonados de delfín.
Bañó con sangre enemiga
su corbata carmesí,
pero eran cuatro puñales
y tuvo que sucumbir.
Cuando las estrellas clavan
rejones al agua gris,
cuando los erales sueñan
verónicas de alhelí,
voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.

Antonio Torres Heredia,
Camborio de dura crin,
moreno de verde luna,
voz de clavel varonil:
¿ Quién te ha quitado la vida
cerca del Guadalquivir?
Mis cuatro primos Heredias
hijos de Benamejí.
Lo que en otros no envidiaban
ya lo envidiaban en mí.
Zapatos color Corinto,
medallones de marfil,
y este cutis amasado
con aceituna y jazmín.
«¡Ay, Antoñito el Camborio,
digno de una emperatriz!
Acuérdate de la Virgen
porque te vas a morir.»
«¡Ay Federico García,
llama a la Guardia Civil!
Ya mi talle se ha quebrado
como caña de maíz.»
Tres golpes de sangre tuvo
y se murió de perfil.
Viva moneda que nunca
se volverá a repetir.
Un ángel marchoso pone
su cabeza en un cojín.
Otros de rumor cansado,
encendieron un candil.
Y cuando los cuatro primos
llegan a Benamejí,
voces de muerte cesaron
cerca del Guadalquivir.


FEDERICO GARCÍA LORCA




Poema en video: La sangre derramada de Federico García Lorca por Francisco Portillo

La sangre derramada

¡Que no quiero verla!

Dile a la luna que venga,
que no quiero ver la sangre
de Ignacio sobre la arena.

¡Que no quiero verla!

La luna de par en par.
Caballo de nubes quietas,
y la plaza gris del sueño
con sauces en las barreras.

¡Que no quiero verla!
Que mi recuerdo se quema.
¡Avisad a los jazmines
con su blancura pequeña!

¡Que no quiero verla!

La vaca del viejo mundo
pasaba su triste lengua
sobre un hocico de sangres
derramadas en la arena,
y los toros de Guisando,
casi muerte y casi piedra,
mugieron como dos siglos
hartos de pisar la tierra.
No.
¡Que no quiero verla!

Por las gradas sube Ignacio
con toda su muerte a cuestas.
Buscaba el amanecer,
y el amanecer no era.
Busca su perfil seguro,
y el sueño lo desorienta.
Buscaba su hermoso cuerpo
y encontró su sangre abierta.
¡No me digáis que la vea!
No quiero sentir el chorro
cada vez con menos fuerza;
ese chorro que ilumina
los tendidos y se vuelca
sobre la pana y el cuero
de muchedumbre sedienta.
¡Quién me grita que me asome!
¡No me digáis que la vea!

No se cerraron sus ojos
cuando vio los cuernos cerca,
pero las madres terribles
levantaron la cabeza.
Y a través de las ganaderías,
hubo un aire de voces secretas
que gritaban a toros celestes,
mayorales de pálida niebla.
No hubo príncipe en Sevilla
que comparársele pueda,
ni espada como su espada,
ni corazón tan de veras.
Como un río de leones
su maravillosa fuerza,
y como un torso de mármol
su dibujada prudencia.
Aire de Roma andaluza
le doraba la cabeza
donde su risa era un nardo
de sal y de inteligencia.
¡Qué gran torero en la plaza!
¡Qué buen serrano en la sierra!
¡Qué blando con las espigas!
¡Qué duro con las espuelas!
¡Qué tierno con el rocío!
¡Qué deslumbrante en la feria!
¡ Qué tremendo con las últimas
banderillas de tiniebla!

Pero ya duerme sin fin.
Ya los musgos y la hierba
abren con dedos seguros
la flor de su calavera.
Y su sangre ya viene cantando:
cantando por marismas y praderas,
resbalando por cuernos ateridos,
vacilando sin alma por la niebla,
tropezando con miles de pezuñas
como una larga, oscura, triste lengua,
para formar un charco de agonía
junto al Guadalquivir de las estrellas.
¡Oh blanco muro de España!
¡Oh negro toro de pena!
¡Oh sangre dura de Ignacio!
¡Oh ruiseñor de sus venas!
No.
¡Que no quiero verla!
Que no hay cáliz que la contenga,
que no hay golondrinas que se la beban,
no hay escarcha de luz que la enfríe,
no hay canto ni diluvio de azucenas,
no hay cristal que la cubra de plata.
No,
¡Yo no quiero verla!

FEDERICO GARCÍA LORCA




No Pude evitar publicar estas maravillas...




1 Sonrizas Cristalinas... y tu ¿entras al Castillo?:

Sonrió Mágicamente geekandela

Voces muerte sonaron
cerca del Guadalquivir

¡¡Me encanta!! Lorca es grande, este poema suyo es una de mis preferidos suyos. Es tan... oh,no sabría como decirlo! Simplemente, me atrapa con las palabras...

Regálame una Sonrisa Mágica Embellecen mi Mundo

Hola...deja una notita con confianza.¡No sabes cuanto me gustan!, gracias
Elizabetha =3

¡¡¡COMENTA MÁS RÁPIDO PINCHADO AAAQUIIII CON LA FORMA ANTIGUA DE BLOGEER ^^!!!

 
















Que tus pasos sean benditos, Viajero

blog

Subir a Inicio